Un salvaje ataque sufrió una vecina de la localidad de Esquel. Los dos perros de raza pittbull tienen dueño y la mujer ya radicó la denuncia. 

Rosa Bastía, vecina del barrio Badén de Esquel, relató el ataque que sufrió el viernes pasado en horas de la mañana cuando caminaba por las calles de la ciudad: “Dos Pitbull me atacaron, me lastimaron los brazos y las piernas. Por suerte la estoy contando pero me da miedo que pueda atacar a los nenes”, dijo la mujer.

La damnificada sufrió mordeduras en las piernas y brazos, por lo que decidió realizar la denuncia ante el tribunal de faltas y policía de la localidad cordillerana.

En diálogo con FM del Lago,  Rosa señaló que el dueño se hizo cargo de que son sus perros, pero dice que los tiene encerrados. “Para mi hay que sacrificarlos, son un peligro. ¿Quién me paga a mí los días que no puedo trabajar?””, cuestionó sobre lo sucedido.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!