BUENOS AIRES (ADNSUR) - Días antes de que el Gobierno suspendiera los viajes de egresados por el fuerte incremento en los casos de coronavirus, una alumna del colegio Sagrado Corazón de Castelar viajó a Bariloche con síntomas y contagió a 65 de sus 75 compañeros.

Según se sabe, la chica ocultó el dolor de garganta que padecía desde hacía unos días para poder realizar el viaje, y tras mentir en su declaración jurada provocó una ola de casos de coronavirus en su círculo cercano.

El grupo de 75 alumnos del colegio ubicado en el Oeste del Gran Buenos AIires había empezado a pagar el viaje en 18 cuotas, y habían contratado el paquete de la empresa Travel Rock para instalarse durante 10 días en el hotel Ausonia.

“Una de las chicas fue la que llevó el virus. Se realizó el PCR (con resultado negativo) el lunes, dos días antes de lo que exigía la empresa. En el aeropuerto firmó la declaración jurada obligatoria para confirmar que no tenía ningún síntoma”, explicó una de las compañeras de la responsable de los contagios en diálogo con Clarín.

“Viajó con el virus”, agregaron previo a afirmar que la chica ocultó no solo un dolor de garganta, sino también algunas líneas de fiebre.

“Estaba ojerosa y muy cansada. Recién avisó que se sentía mal dos días después de haber llegado. Ya habían pasado dos noches en las que participó de las excursiones y fue a bailar a los boliches. Al tercer día del viaje empezaron a caer varios chicos con covid”, relató otro compañero.

Desde la empresa aseguraron que para los casos que requirieron aislamiento se puso un hotel entero a disposición para implementar el protocolo.

"En todos los casos, se chequeó que el PCR se hubiera realizado con 72 horas de anticipación, además de las 5 declaraciones juradas que se les hizo firmar. Además, los hisopados no sólo son chequeados por la empresa; también por la asistencia médica y la autoridad competente”, completaron.