El Gobierno de Serbia tomó este miércoles una curiosa iniciativa, y anunció que le pagará a cada ciudadano que se vacune durante el mes de mayo una suma total equivalente a 30 dolares estadounidenses.

La nación balcánica se convirtió en un importante centro de vacunación en Europa, luego de la adquisición de millones de dosis de las vacunas de China y Rusia, que incluso le permiten dar la posibilidad a extranjeros de inocularse.

Pese al éxito inicial de la campaña, a finales de abril el proceso comenzó a estancarse, y es por eso que las autoridades tomaron la novedosa decisión.

"Todos aquellos (...) que hayan sido vacunados antes del 31 de mayo recibirán 3.000 dinares" (unos 30 dólares), declaró el presidente Aleksandar Vucic a los medios locales, y dijo que esperaba que tres millones de personas estuvieran vacunadas a finales de mes.

Vucic explicó que el país quería "recompensar a las personas que demuestren responsabilidad", y anunció, al mismo tiempo, que los empleados públicos que no estén vacunados no tendrán vacaciones pagadas si se contagian.

"En la literatura médica no he encontrado que se pague a nadie por las vacunas del covid-19", analizó tras la medida el epidemiólogo serbio Zoran Radovanovic, y agregó: "Así que puede que seamos los primeros no solo en Europa, sino en el mundo".

Hasta la fecha, cabe destacar, el 22 % de la población ha sido inoculada con las dos dosis, un porcentaje muy por encima del 9 % en la Unión Europea.