Ocurrió en la ciudad de Valladolid, España, donde el papá de Ruth, una joven recién casada, quiso presenciar el gran momento de la pareja y le pidió al equipo médico si podía acompañarlo con el traslado ambulatorio necesario para poder asistir.

Gracias a la asistencia de la "Ambulancia del Deseo", de Murcia, España, pudieron cumplir el sueño del orgulloso padre.

La Fundación

Me tocó gestionar un deseo muy especial, de esos que cuando lo lees dices 'tenemos que hacerlo cueste lo que cueste'», explicó en su página oficial el cofundador de la asociación.

La fundación cumple los anhelos de pacientes que padecen alguna enfermedad avanzada o tienen problemas de movilidad.

Pedro logró estar presente en la boda de su hija Ruth y su marido Alberto y vivir un momento inolvidable.