Agustina, una joven adolescente de la ciudad de La Plata, con 16 años se hizo cargo de enfrentar una situación muy complicada: tratar de sanar la muerte de su madre y optar por dejar la escuela para cuidar de sus siete hermanitos.

“No estudio para cuidar a mis hermanos. Mi padrastro no tiene trabajo y sale a hacer algunas changas. Estamos pasando una situación muy difícil, más aún sin mi mamá. Ella nos daba aliento, nos empujaba a salir para adelante y llegaba siempre con las manos llenas para darnos de comer”, lanzó la adolescente a LaPlata1.com.

La mamá de los ocho menores falleció durante la pandemia a causa de meningitis y según relató Agustina, trata de hacer hasta lo imposible para darle de comer a sus hermanos pero además pelean todos los días con la infraestructura de una casa que se está viniendo abajo.

“La casa se está cayendo lentamente también, necesitamos de todo”, agregó. Quien pueda colaborar con la familia puede comunicarse al 221 440 4363.