COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El miércoles fue el peor día. Eran las 2 de la madrugada cuando se terminaron de registrar todos los casos de coronavirus que hubo en las 24 horas previas. Los datos fueron tantos que se trabajó en Comodoro, Rada Tilly, Sarmiento y Esquel, donde una comitiva del Ministerio de Salud ayudó vía remota a notificar a los pacientes positivos.

Al otro día el cansancio se reflejaba en la cara de quienes están trabajando en la vigilancia y el control de foco de Comodoro Rivadavia. Nadie lo decía, pero todos sabían que se sería un día complejo.

Comodoro Rivadavia y Rada Tilly tuvieron su peor semana en la lucha contra el coronavirus desde el inicio de la pandemia, en una semana sumaron 280 casos y el miércoles el récord absoluto: 85 casos, lo que obligó a buscar apoyo en Trelew y Caleta Olivia para analizar los resultados de los hisopados.

Al número se sumó la confirmación de contagios en el Hospital Regional, la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal de la Asociación Española y en organismos del Estado, lo que resintió la atención sanitaria a otras patologías. 

Esta semana el coronavirus también impactó en los centros sanitarios de la ciudad.
Esta semana el coronavirus también impactó en los centros sanitarios de la ciudad.

CANSANCIO EN EL PERSONAL 

Las consecuencias se notaron de inmediato y obligaron a reforzar el sistema de vigilancia, tal como lo explicó Miryám Monasterolo, titular del Área Programática Sur. “Tuvimos que reforzar el centro de vigilancia epidemiológica con más cantidad de personas que pudieran informar el resultado a los pacientes y que además pudieran hacer los estudios de foco para ir definiendo los lugares de trabajo de esas personas, quiénes eran sus contactos estrechos y la cadena epidemiológica que teníamos que empezar a controlar. En esta tarea se acercaron a colaborar médicos del privado y tuvimos el apoyo, en forma remota, de siete directores provinciales del Ministerio de Salud que se sumaron al trabajo para poder informar a los pacientes y hacer el estudio de foco”, explicó.

Los directores del Ministerio de Salud habían viajado de Rawson a Esquel, donde iban a realizar diferentes actividades. La sumatoria de casos del día fue dimensionando durante la tarde cuál iba a ser el panorama a la noche. Ante esa situación, se plantearon volver a Comodoro a brindar ayuda. Sin embargo, se decidió en conjunto que lo hicieran desde la Cordillera; las nuevas tecnologías permiten estar comunicados y enlazados a la distancia, algo que todos vivimos de alguna manera en esta pandemia.

En la Cordillera el trabajo se extendió de las 17 a las 22. En Comodoro terminó a la madrugada del jueves.

Producto de la sumatoria de casos, el Comité de Crisis decidió sumar más médicos para el control de los pacientes en internación domiciliaria y sus contactos estrechos. No es lo mismo seguir 80 pacientes que más de 300.

Así a los dos pediatras y seis profesionales se sumaron más médicos, además del apoyo que se realiza desde las municipalidades de Rada Tilly y Sarmiento, donde cada jurisdicción se encarga de realizar el control de foco.

En este sentido, Monasterolo explicó al cierre del viernes: “Se van a sumar algunos Residentes de traumatología del Hospital Regional, cuatro médicos más del Hospital Alvear, un médico de PAE que también está colaborando con nosotros, el médico del Puerto que también se sumó a hacer tareas y tuvimos una reunión con algunas autoridades municipales y tenemos 17 personas que van a reforzar la tarea de call center. Allí teníamos 50 estudiantes de enfermería, pero hace tres semanas que no están viniendo por su cursada. Entonces con estos equipos que van a reforzar vamos a retomar algunas cuestiones que estaban un poco limitadas y que no podíamos hacer un acompañamiento más estrecho”.

En Comodoro hay todo un equipo de trabajo que a diario se encarga de llamar a los casos positivos y sus contactos estrechos. La lista es cada vez más grande.
En Comodoro hay todo un equipo de trabajo que a diario se encarga de llamar a los casos positivos y sus contactos estrechos. La lista es cada vez más grande.

MODIFICACIONES EN CUANTO A PROTOCOLOS

La ola de contagios también motivó cambios en el manejo de los casos sospechosos. El Comité de Crisis decidió ante el incremento de casos que todo conviviente de un caso positivo, y con síntomas, también sea considerado positivo por nexo epidemiológico. El caso se suma al reporte, pero con la aclaración.

Mientras que los contactos estrechos de un caso positivo deben comunicarse al 08002222676 o vía email a comunicacionescovid19@gmail.com y serán evaluados por un médico.

Además, recomendó que en caso de sentir síntomas quienes tengan factores de riesgo se acerquen al centro asistencial más cercano. Mientras que quienes tengan síntomas leves permanezcan aislados y se comuniquen al 08002222676. En ambos casos se confirmó que los convivientes deben permanecer aislados.

El objetivo es evitar la acumulación de gente en centros sanitarios.

En ese sentido, se indicó que se dará prioridad de hisopado a los casos sospechosos que tengan factores de riesgo.

Qué provocó la ola de contagios de coronavirus en la semana más dura que tuvieron Comodoro y Rada Tilly

¿ESTÁ AL BORDE DEL COLAPSO EL SISTEMA SANITARIO?

Por estos días la preocupación es evidente en el personal de salud. Ante este panorama surge el gran interrogante sobre cómo está hoy el sistema sanitario. Es que si bien no hay una gran cantidad de pacientes en grave estado o con necesidad de estar internados, se debe tener en cuenta lo que sucede con las otras patologías, que suelen incrementar su demanda en esta época del año.

Al respecto, Monasterolo, indicó que “hoy el sistema no está colapsado, todavía puede dar respuestas y tiene capacidad de recursos humanos, pero estamos complicados en algunos servicios que están críticos”.

La titular del Área Programática Sur aseguró que uno de esos servicios es la terapia, “donde hay noches que no tenemos camas para pacientes no Covid disponibles”.

En ese sentido, sostuvo: “Todos los años tenemos dificultades para poder dar respuesta en la terapia intensiva en la ciudad. La verdad que son pocas camas para la población que tenemos y para la derivación de pacientes de la zona rural o el norte de Santa Cruz por falta de camas allá. En invierno por el aumento de las patologías respiratorias siempre nos encontramos colapsados con pacientes que tenemos que sostener en las guardias de cada uno de los establecimientos o que nos obliga a estar articulando o en diálogo de un lugar a otro. Hubo algunos años que tuvimos que trasladar pacientes a Trelew o Caleta Olivia o que nos deriven fuera de la provincia, pero hoy se suma el tema que tenemos que tener camas en aislamiento para el paciente Covid”.

“También estamos en una situación media crítica con la cantidad de hisopados que se están realizando y hemos tenido que fortalecer los equipos de vigilancia epidemiológica, pero todavía estamos en condiciones de ir acompañando y sosteniendo”, agregó.

A pesar del cuadro de situación, Monasterolo advierte un panorama crítico en caso de que la curva de contagios no baje, y en ese sentido es categórica. “Si esto sigue con una curva ascendente nos vamos a ver obligados a pensar en un Plan B o un Plan C, pero esto significa resentir el resto de la atención médica de otros pacientes, volver a dejar sin atención las actividades programadas o pacientes crónicos”, sentenció.

Por estos días, sin duda, Comodoro y Rada Tilly viven un panorama complejo que puede evitarse apelando a las medidas preventivas que tanto se escucharon en estos últimos meses: distancia, alcohol en gel y restricción de visitas, reuniones o fiestas. El coronavirus es una realidad.