SAN LUIS - El Hospital Materno Infantil "Teresita Baigorria" de la ciudad de San Luis debió ser evacuado este viernes luego de que el fuego de los incendios que consumen las sierras cercanas llegaran hasta el estacionamiento. Todos los pacientes y personal fueron evacuados para que no se vieran afectados por el humo y las cenizas, informaron las autoridades sanitarias.

Médicos del Hospital dijeron que fueron sacadas del lugar todas las pacientes con sus hijos recién nacidos y otros en tratamientos, al igual que mujeres que estaban a punto de dar a luz. Relataron que la evacuación se realizó en corto tiempo, y todos los pacientes internados están siendo atendidos en otros centros de salud pública y también privados, apunta Clarín.

Los bomberos que participaron de la evacuación, tras asegurarse que el lugar había quedado totalmente vacío, iniciaron el rescate de instrumental, insumos y equipamiento del hospital.

Todos los pacientes fueron trasladados en ambulancias, algunos de ellos conectados con el equipamiento especial de los tratamientos que están recibiendo.No hubo víctimas ni heridos,y algunas personas fueron atendidas al ser afectadas sus vías respiratorias o su vista por el humo y las cenizas.

LOS INCENDIOS EN SAN LUIS

El incendio desatado en las sierras de San Luis cercanas a la ciudad capital se encuentra descontrolado por el fuerte viento que está soplando en el lugar. Las llamas provocaron la caída de torres que sostienen cables que transportan energía eléctrica, por lo que el servicio se encuentra interrumpido en varias zonas. También se ha quemado totalmente la vegetación del lugar.

Los bomberos, tanto de la policía como voluntarios, seguían trabajando este viernes para que las llamas no llegaran al edificio del Hospital y tampoco a viviendas ubicadas en las cercanías, teniendo en cuenta que se trata de la zona norte de la capital puntana, que es un lugar densamente poblado.

Este proceso ígneo se suma a varios focos de incendios que se están combatiendo fundamentalmente en el noreste de la provincia de San Luis, donde ha provocado grandes daños.

Fuente: Clarín / Télam