BUENOS AIRES - El ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó que en los próximos meses se dará una tendencia que se repite luego de cada crisis económica: el traspaso de alumnos de las escuelas privadas a las escuelas públicas.

El regreso a clases todavía no tiene fecha confirmada. Pero avanzan los protocolos de seguridad e higiene para que las escuelas puedan empezar a recibir a los alumnos una vez que lo decidan las autoridades. Mientras tanto Trotta afirmó que ya evalúan un crecimiento de alumnos en las escuelas públicas y una caída en las privadas.

El funcionario brindó una entrevista en el canal TN donde le consultaron sobre la crisis económica y la imposibilidad que tienen muchas familias de poder pagar la cuota en las escuelas.

Por la crisis económica “habrá transferencia de alumnos del sistema privado al público”

Ante eso, respondió: "Habrá transferencia de alumnos del sistema privado al sistema público. Siempre que hay una crisis esto ocurre", aseguró.

Para que los colegios privados no sufran la crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus, Trotta aseguró que desde el Ministerio se lanzó una ayuda estatal de asistencia al trabajo y la producción en la que cooperan con este tipo de centros educativos.

Al mismo tiempo, afirmó que todas las escuelas deberán cumplir con los protocolos que ya fueron elevados a cada institución antes del regreso a clases -que todavía no tiene fecha y que comenzará primero en los distritos con poca o nula circulación del virus- y que deberán cumplir para la vuelta de los estudiantes.

Según detalló Trotta, la reanudación de las clases presenciales en el país tendrá las siguientes características: se realizará a través de un escalonamiento progresivo, de acuerdo con criterios epidemiológicos de evolución de la pandemia y las características sociodemográficas de cada región.

En tanto, la asistencia será alternada por grupos de alumnos/as de manera de garantizar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, articulando tiempos de presencialidad y de no presencialidad bajo un modelo “bimodal”.

El Ministro de Educación afirmó que dentro del protocolo se prevé “airear las aulas, la limpieza de manos cada 90 minutos por parte de los chicos y la desinfección de las aulas cuando termine cada uno de los turnos”.

También dijo que deberán dividirse las aulas y graficó: "Si son 30 en total, deberían separarse en dos grupos de 15. Mientras una parte va al colegio, la otra queda en la casa y se rotará".