Una pareja cumplió el sueño de su vida y le dio inicio en Trevelin, el cual consistía en dar una vuelta al Mundo en su avión Cirrus SR22, y lo hicieron en 270 días.

Se trata de Alex, oriundo de Buenos Aires, y Martina, nacida en Rotterdam, Holanda, quienes dialogaron con Red43 y dieron detalles sobre su travesía.

Todo comenzó el 5 de febrero de este 2021, luego de finalizar el curso de vuelo en montaña realizado junto a Patagonia Bush Pilots en la ciudad perteneciente al departamento de Futaleufú.

Desde allí partieron en dirección a San Fernando, Buenos Aires, para continuar su camino por Brasil, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá, Groenlandia, Islandia, Europa, Rusia y Alaska, antes de regresar a Trevelin.

"Fue una aventura genial y estamos contentos de haberlo hecho. Es la primera vuelta al mundo que da un avión monomotor argentino. Tuvimos el soporte de toda la comunidad y pilotos para hacerlo", aseguraron en diálogo con el medio.

En ese sentido, y en realción a cómo surgió la iniciativa, Alex remarcó que se dio "porque los chicos se hicieron grandes. Nuestro hijo más joven fue a la universidad a Francia y en vez de bajar un cambio, aceleramos y salimos adelante. Tenemos que hacer algo lindo, grande y discutimos la vuelta al mundo".

"Vinimos a Trevelin porque acá en Patagonia Bush Pilots hay un muy buen curso de vuelo en montaña y lo queríamos hacer antes de encarar la vuelta al mundo porque nosotros no estábamos acostumbrados a volar en montaña. En Buenos Aires es muy plano y en Holanda no hay montañas. Directamente no teníamos experiencia y nos vinos super bien en las rocosas en Estados Unidos, en Rusia, Alaska y Europa también. Fue una buena decisión", destacó Martina.

Una de las primeras dificultades de su viaje se dio en Chile, donde Sanidad no los dejó aterrizar por poseer vacunas estadounidenses contra el coronavirus. Sin embargo, esa fue la única vez que tuvieron un problema de ese tipo.

"Hicimos un montón de test PCR en el camino. Siempre los hacíamos y veníamos con nuestro test. Hay que hacer lo que hace falta para cada país. En esta vuelta, no fuimos necesariamente donde queríamos porque queríamos pasar por Asia, India. En vez de eso, fuimos por donde podíamos. Fuimos eligiendo los países donde era más fácil entrar", destacaron.

Finalmente, y en relación a momentos de tensión vividos durante la travesía, ambos coinciden en que su mayor miedo lo sintieron estando en Moscú.

"Cuando estábamos por llegar, el controlador nos hizo volar tan bajo que estábamos a nada de los edificios. Fue una experiencia horrible. Estábamos como reteniendo la respiración para no tocar los edificios abajo. Fue uno de los momentos donde más miedo tuve, aparte de los momentos con hielo en las alas o cuando entramos en las nubes de tormenta, pero lo de Moscú fue lo más angustiante", aseguraron.

Y cerraron: "Hay otra interesante en San Petersburgo que volás con GPS y sabés donde estás todo el tiempo. Cuando estábamos por llegar nos quedamos sin señal y ni idea dónde ir. Llamamos a la radio, nos alejaron y dimos una vuelta enorme hasta que aterrizamos. Después nos enteramos que Putin estaba en San Petersburgo. Cuando el presidente está en la zona hacen un scrambled de los satélites para que nadie le mande un misil donde está él. Los aviones, que se arreglen, pero lo resolvieron muy bien"

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!