Un hombre que había asesinado a su madre para luego trocearla y comérsela fue condenado a 15 años de prisión en España, luego de que el tribunal que lo juzgaba considerara que tenía "sus facultades mentales en el momento de los hechos".

El acusado, conocido como "el canibal de Ventas", había discutido con su progenitora a comienzos de 2019 en un departamento ubicado en Las Ventas, cerca de la plaza de toros de Madrid, motivo por el que decidió asesinarla.

En base a los reportes el joven ahorcó a la mujer para luego cortar su cuerpo con una sierra de carpinteros y dos cuchillos de cocina "con el propósito de ir haciendo desaparecer su cuerpo", según explicó la fiscalía.

"Una vez troceado el cuerpo, el acusado se fue alimentando en ocasiones durante unos 15 días de los restos cadavéricos, guardando otros restos en varios recipientes de plástico por la vivienda y en el interior de la nevera", añadieron.

Los restos que no había comido, explicaron, los colocó en una bolsa de plástico y los arrojó a la basura, siendo este movimiento visto por vecinos de la zona que ante la actitud sospechosa del hombre, quien tenía problemas con las drogas, decidieron llamar a la policía.

Además, uno de los policías que ofició como testigo aseguró que el sospechoso reconoció haberse comido algunos restos crudos y haber cocinado otros.

Finalmente, semanas después fue detenido luego de que una amiga de su madre denunciara su desaparición.

Además de la pena de 15 años de prisión, el identificado como "Alberto S.G" deberá pagar a us hermano un indemnización de 60.000 euros.