CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El designado embajador argentino en Rusia, Eduardo Antonio Zuain, anticipó este lunes que el Gobierno nacional avanzaría “en un proceso de transferencia de tecnología” para que la vacuna Sputnik V “pueda producirse en Argentina”.

Zuain indicó que su misión diplomática será desarrollar una agenda de cooperación estratégica entre ambos países con “el objetivo primario de garantizar la provisión” del inoculante.

Luego de que se hiciera oficial su designación como nuevo embajador en Moscú, a través del Decreto 51/2021 publicado hoy en el Boletín Oficial, el diplomático habló con Télam y se refirió al rol de Rusia respecto a los intereses argentinos: “Es un centro de poder estratégico, no solo por el tema de las vacunas, sino porque tenemos con ellos una relación estratégica integral”.

Recordó que “Argentina y Rusia firmaron un acuerdo de asociación estratégica (suscripto por ambos países en abril de 2015)” y aseguró que su trabajo estará enmarcado en esa agenda de cooperación, “con el objetivo primario de garantizar la provisión de la vacuna, pero también con una agenda amplia en lo económico, político y en ciencia y tecnología”.

En medio del retraso en la producción de la vacuna desarrollada por el Centro Gameleya de Rusia, Zuain puntualizó que la determinación del Gobierno es avanzar “en un proceso de transferencia de tecnología, para que eventualmente la vacuna pueda producirse en Argentina”.

Respecto a la demora en la llegada de más dosis al país, remarcó: “El esfuerzo está puesto en garantizar la continuidad de la provisión, teniendo en cuenta el gran esfuerzo que significa la producción. Hay que buscar la mayor cantidad de dosis en el menor tiempo posible”.

El Gobierno argentino confía en la producción de la Sputnik V para sostener su plan de vacunación. Aunque haya un significativo retraso en la entrega de las dosis que se debían producir desde la India y Corea del Sur, el Ministerio de Salud de la Nación apuesta al acuerdo que se alcanzara con Vladimir Putin, quien reconoció que la demora se debe a una cuestión unilateral y se comprometió a aumentar la capacidad de producción “por la alta demanda”.