En un contexto de constante avance de la campaña de vacunación contra el coronavirus, el fabricante de juguetes Mattel decidió homenajear a Sarah Gilbert, cocreadora del compuesto Oxford/AstraZeneca, con su propia muñeca Barbie.

"Espero que los niños que vean mi Barbie se den cuenta de lo vitales que son las carreras científicas para ayudar al mundo que nos rodea", dijo al respecto Gilbert, quien durante el mes de junio fue ennoblecida por la reina Isabel II por su servicio a la salud pública y la investigación médica.

Si bien al principio consideró que la iniciativa era "muy extraña", poco después cambió su parecer y aseguró que espera  que "inspire a una próxima generación de jóvenes a trabajar en el campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas".

Gilbert además dio a conocer cinco nuevos modelos en honor a las mujeres que trabajan en el campo de la ciencia, en un intento de la marca creadora de la muñeca por cambiar las críticas sobre la imagen superficial del juguete.

Los modelos, que serán coleccionables y no se comercializarán a gran escala, representan a Amy O'Sullivan, enfermera de urgencias del hospital Wycoff (Nueva York), Audrey Cruz, médica en Las Vegas que lucha contra la discriminación, Chika Stacy Oriuwa, doctora canadiense; Jaqueline Goes de Jesús, científica brasileña que lleva a cabo investigaciones biomédicas, y a Kirby White, médica australiana cocreadora de una bata reutilizable para el personal de salud.