CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El aumento jubilatorio de 5% que recibirán en diciembre los jubilados y pensionados será “descontado” a la hora de calcular el próximo incremento en los haberes, en marzo.

Eso sucede porque el Gobierno tomará el monto extra que pagará el mes próximo a cuenta del primer ajuste que prevé efectuar con la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Así se desprende del proyecto de ley que envió el oficialismo al Congreso para modificar el esquema de actualización de las jubilaciones. Con la iniciativa, los ingresos de los trabajadores retirados pasará a aumentar con una fórmula que combinará la evolución de los salarios formales y de la recaudación de recursos tributarios que se destinan a la Administración de la Seguridad Social (ANSeS).

El texto enviado al parlamento indica en ese sentido que “el coeficiente por movilidad previsto en el artículo 1° de la presente ley que se determine para el mes de marzo de 2021, estará dado por el resultante diferencial entre el porcentual que arroje la aplicación de la fórmula que se aprueba para el incremento y el correspondiente a diciembre de 2020 que dispuso el Poder Ejecutivo Nacional, de conformidad con el artículo 55 de la Ley N° 27.541”.

De esta manera, el Gobierno reconoce que el 5% que dará en diciembre es un adelanto del primer incremento tras el cambio de fórmula de movilidad. Según admiten ocurre porque en la transición entre el esquema vigente (de incrementos discrecionales de manera trimestral) y el previsto en el proyecto de ley, hay una “superposición” de períodos. El último trimestre del año está considerado dentro del primer semestre que tomará en cuenta la ANSeS para dar la suba en marzo.

La nueva fórmula jubilatoria -que será la misma que aplicó el gobierno de Cristina Kirchner desde 2008- cosechó críticas de la oposición y de la Defensoría de la Tercera Edad. Juntos por el Cambio anticipó su rechazo a la iniciativa. Eugenio Semino, defensor de la tercera edad, adelantó que el organismo judicializará la medida.