SANTIAGO DE CHILE (ADNSUR) -  Las restricciones que buscan evitar las cadenas de contagio de coronavirus son un hecho en la "nueva normalidad". Sin embargo, hay quienes entienden que hay eventos que son muy importantes y que su asistencia, pese a lo contagiosa de la enfermedad, es ineludible. 

Así ocurrió en Chile, más precisamente en la ciudad de Valparaíso, donde el  propio gobierno confirmó un brote de coronavirus tras una fiesta clandestina organizada para celebrar nada más y nada menos que el cumpleaños de un gato.

Según la investigación epidemiológica, fue la dueña del gato la paciente cero que contagió al resto. Muchos de los casos positivos que asistieron al festejo debieron ser  internados en grave estado. Sin embargo, el único que no se infectó en la fiesta fue el gato.

El secretario regional ministerial de Salud de Valparaíso, Francisco Álvarez, confirmó a una radio local que fueron 15 las personas que contrajeron el virus al asistir a la  celebración por el natalicio de la mascota. "Aunque parezca increíble e incluso ficción, estas cosas realmente suceden en nuestro país respecto a lo que ha pasado en la pandemia", dijo, según publica Clarín.

"Yo cuando supe que era el cumpleaños del gato dije: es broma, a lo mejor lo dijeron como para esconder otra cosa. Pero efectivamente fue así", comentó y agregó: "lo corroboramos porque al menos seis de estas quince personas (contagiadas) nos dijeron lo mismo".

El festejo reunió en un mismo lugar a diez personas y otras cinco fueron contactos estrechos, según los registros oficiales. "El gato nunca tuvo el virus", según señaló el funcionario.