Afuera, un temporal. Adentro, el agua había inundado el local varias decenas de centímetros. Los gamers, como si nada, continuaban su partida.

Esta escena sucedida en Filipinas durante un tifón se hizo viral por lo insólito de la situación. El dueño del cibercafé intentaba persuadirlos de que se fueran a sus casas, pero ellos siguieron adelante.

Así, los jugadores mostraron el pasado jueves que su amor por la competencia online supera el miedo a la mismísima muerte, ya que se negaron a cortar el juego para irse a sus casas a pesar de que un tifón había inundado el cibercafé donde competían.

"No sabíamos que el agua iba a subir ese día entonces cuando los vi de inmediato les dije que tenía que trasladar los equipos a un sitio elevado. Después de (grabar) ese video cortaron (el juego) y se fueron, y nadie resultó lastimado", aclaró Sio Samson, el propietario del cibercafé ubicado en el municipio de Cainta, no muy lejos de Manila, la capital de Filipinas.

La escena se volvió viral en cuestión de días dado lo impresionante, pero hasta el momento en que se grabó el video los chicos no corrieron peligro porque todos los enchufes y cables del cibercafé estaban a una altura considerable del piso, justamente como previsión ante la posibilidad de un tifón.

De hecho, en el sudoeste asiático la temporada de tifones y tormentas obliga a hacer ese tipo de modificaciones a los edificios, informó el sitio británico Metro.

Con información de MinutoUno