ESTADOS UNIDOS - Un hombre murió en una fiesta convocada para dar a conocer el sexo de un bebé (gender reveal party) cuando el cañón que debía activarse y arrojar papel picado y humo de color (azul para niño, rosa para niña) estallara e hiciera volar fragmentos de metal a su alrededor.

El incidente ocurrió en Hartland, Michigan, el pasado sábado, cuando un grupo de personas celebraba el próximo nacimiento del nuevo integrante de la familia en el patio de una casa.

Cerca de las 19.30, las cuatro personas que participaban del evento se dispusieron a hacer accionar un cañón metálico que debía estallar y revelar el sexo del bebé. Dicho artefacto funcionaba a base de pólvora y estaba diseñado para “crear un gran destello, un ruido fuerte y humo”.

Sin embargo, las autoridades creen que el material se fracturó luego de ser cargado con la pólvora y al hacerlo accionar la detonación llevó a que volaran con violencia fragmentos del artefacto.

Las esquirlas alcanzaron a Evan Thomas Silva (26), quien estaba a unos tres metros del aparato, y las heridas le provocaron la muerte, apunta Los Andes.