BUENOS AIRES (ADNSUR) - Franco Di Pietro, varón trans de 28 años, dio a luz por cesárea el lunes pasado a  su primer hijo, Facundo, que nació sietemesino en un hospital porteño .  "Estamos muy pero muy felices, nos cambió la vida, es una emoción que no tiene palabras", dijo a Télam Hannah Palacios (44), la madre de Facundo, también ella una persona trans.

El pequeño, que pesa tan solo un kilo y medio , según contó,  "hasta hoy está en incubadora para que se le terminen de desarrollar los pulmones y pueda respirar por sí sólo". "Bajamos a verlo (a Neonatología) dos o tres veces por día. Es una experiencia muy linda, con Franco estamos las 24 horas pensando en Facu, nos cambió la vida", dijo.

La pareja espera que entre hoy y mañana se produzca el alta de Franco -que sigue internado- mientras que el bebé, al ser prematuro, deberá permanecer un tiempo más en el hospital.

"¡Es hermoso Facu! Verlo en la incubadora nos parte el alma, con el respirador y las sondas, pero tienen que madurar sus pulmoncitos", dijo.

A pesar de la alegría, Hannah y Franco no pudieron dejar se sentir los efectos del trato inadecuado que les dispensaron algunos integrantes personal de salud en el Hospital Santojanni donde se produjo el parto, que no respetó su identidad de género. "Sigue habiendo mucha discriminación hacia nosotros, más con Franco, que lo trataban de ella todo el tiempo", se quejó.

Y aprovechando la oportunidad de comunicar, llamó a la reflexión a los lectores y comentaristas de este tipo de noticias en redes sociales, algunos de los cuales "dicen cosas muy hirientes".

La joven explicó que "hay mucha gente tóxica que nos juzgan sin conocernos" y los agreden por su decisión de traer un hijo al mundo al que ya aman con todas sus fuerzas, "habiendo pedófilos o madres y padres que abandonan a sus hijos" a quienes no se les reclama nada.

Conscientes de la gran cantidad de prejuicios que siguen activos en la sociedad y de la escasa receptividad del sistema de salud a las corporalidades disidentes, Hannah y Franco también resolvieron que estaban dispuestos a enfrentar todas las miradas y las preguntas incómodas que vinieran.

"Yo cuando decía que 'voy a ser mamá' y alguna gente me responde 'no, vas a ser papá'. Incluso dentro del mismo ambiente, cuando digo 'es mi marido y está embarazado' me dicen '¿pero vos no te hiciste trans porque te gustan los hombres cisgénero?'. Y ahí yo les explico que no pasa por los genitales, pero la gente todavía está muy cerrada", dijo Hannah a Telám.