Valeria Centurión cursaba su séptima mes de embarazó cuando debió ser internada tras contraer Coronavirus.  Ante la necesidad de intubarla y conectarla a un respirador por una neumonía bilateral, los médicos decidieron hacerle una cesárea de urgencia. Y 28 días después logró conocer a su beba.

Junto a su esposo David esperaban con ansias a su pequeña hija, sin embargo, su llegada no sería en las mejores condiciones. La mujer de 33 años , quien vive en la capital de Santiago del Estero, contrajo coronavirus. El 9 de junio ingresó al hospital por una neumonía bilateral que se agravó en menos de 24 horas. Los médicos decidieron hacerle una cesárea para salvar a la beba y así poder intubarla.

Tras 28 días en coma, Valeria se recuperó y finalmente pudo conocer a su pequeña beba Isabel que se encontraba al cuidado de familiares.  El momento fue de gran emoción para la familia y el personal médico.

Valeria cuando conoció finalmente a su hija Isabel. (Foto: gentileza Dra. Belén Márquez)
Valeria cuando conoció finalmente a su hija Isabel. (Foto: gentileza Dra. Belén Márquez)

La doctora Valeria Heredia, explicó a TN  que se decidió en ese momento por una cesárea, para que de esta manera, se pueda asistir mejor a la madre y dar una chance de sobrevida a la bebé, que se hallaba en riesgo de sufrir una hipoxia, es decir que le falte el oxígeno en la panza de su mamá. Está rápida intervención  permitió que esta madre y su hija se pudieran reencontrar 28 días.