COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Enfermeros del servicio de emergencia 107, de terapia intensiva y otros sectores se manifestaron este martes afuera del Hospital Regional, sobre Avenida Yrigoyen, donde instalaron una carpa en señal de reclamo por la difícil situación que atraviesan por el colapso de pacientes internados por coronavirus, a lo que se suma  a la falta de pago de salarios. La enfermera Nazira Corball se quejó, en diálogo con Actualidad 2.0: "Hay gente que tiene mucho miedo, que está obligada a ir porque no queda otra. Esto es como una guerra. Somos los soldados. No hay ninguna otra opción ni un profesional que aborde esta parte de la salud mental. De todas las áreas del Hospital sacaron gente para llevar a áreas críticas y van a seguir habilitando camas", manifestó. 

Enfermeros de terapia intensiva instalaron una carpa afuera del Hospital Regional y piden volver a Fase 1: “estamos agotados”

Laly Montiel, enfermera terapia intensiva de adultos, recordó que hay falta de recursos humanos en el hospital “estamos pasando por una situación difícil; trabajamos con pacientes covid y la situación es desesperante”, dijo a ADNSUR.

Y aclaró, que como enfermeros “nunca nos negamos a la atención de los pacientes, pero ya no damos para más, estamos agotados, cansados. Se siguen abriendo camas y hemos dicho hasta el cansando que esperamos respuesta para  poder volver a fase 1 y así reorganizarnos”.

Asimismo, Montiel destacó que se trabaja “en un grado de insalubridad muy grave, tenemos un solo baños para higienizarnos” para médicos y enfermeros. Además, indicó “no está acondicionado el lugar para hacer refrigerio,  no tenemos distanciamiento social ni ventilación. Si no nos cuidan  a nosotros va a llegar a un momento en que vamos a colapsar, y no va a haber recurso humano para atender a los pacientes”.  

Por su parte, Silvina González enfermera de terapia pediátrica, afirmó que la situación “es insostenible, no han tenido criterio a la hora de designar personal, se desarmó la terapia de niños y es la única que hay en la ciudad”, advirtió. Mientras explicó que se habilitaron en la sala de terapia pediátrica cinco camas para pacientes con covid adultos, “y  sacaron dos que van a funcionando  en sala común de pediatría, no va a haber terapia para niños”.

𝑺𝒐𝒍𝒆𝒅𝒂𝒅 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter

Y señaló que hay un desgaste físico de los trabajadores, “la gente no está conforme. Nadie hace nada para mejorar la situación. No hay más enfermeros para terapia intensiva, pero hay decisiones que se toman y según ellos la gente pueda aprender pero eso lleva un tiempo para alguien que no conoce el trabajo de terapia intensiva”.

"El enfermero de terapia intensiva tiene que tener una preparación previa, como mínimo dos años y se han sacado enfermeros de todos los servicios sin tener en cuenta la parte emocional; no es fácil encontrarse con un paciente crítico. No se ocuparon los superiores de que tengamos la contención. Hay compañeros que no están preparados", agregó Nazira Corball, enfermera del Hospital, en diálogo con Actualidad 2.0. 

"El recurso humano es bastante escaso y no es fácil que ingrese gente y con todo lo que estamos pasando, porque no cobramos el sueldo, etc. Nosotros somos parte del equipo de trabajo y estamos muy al lado del paciente muchas horas y que se tomen decisiones y nos lleven de acá para allá sin avisarnos es una total falta de respeto. No justifica esta pandemia que nos traten así. Hace mucho que nadie nos escucha", agregó. 

𝑺𝒐𝒍𝒆𝒅𝒂𝒅 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter

"Esto no justifica que no tengamos recurso, que venga gente que no maneja el recurso, que no está preparada para el manejo de estos pacientes. La gente que toma decisiones debe tener un buen trato con el personal", señaló la enfermera. 

"Hay gente que tiene mucho miedo, que está obligada a ir porque no queda otra. Esto es como una guerra. Somos los soldados; tenemos que ir. No te dan otra opción y no hay ninguna otra opción ni un profesional que aborde esta parte de la salud mental. De todas las áreas del Hospital sacaron gente para llevar a áreas críticas y van a seguir habilitando camas", manifestó. 
 

"Ayer se puso en funcionamiento la Unidad de Terapia Pediátrica con cinco camas y ningún jefe nuestro nos notificó de esto. Se dio de forma repentina", cuestionó.  "A los niños los pasaron a atender a la pediatra intermedia y a la pediátrica llevaron a adultos", explicó. 

"No se entiende la parte de las formas como se maneja", dijo. "No nos sentimos cuidados. Es atropellar a la gente", añadió. 

Corball además mencionó que "ningún profesional quiere ingresar al área Covid; entonces tenemos que hacer el trabajo de otros profesionales agregado al nuestro. Nos están sobrecargando de otros trabajos que no nos corresponde. Estamos haciendo el trabajo de la gente de laboratorio, del banco de sangre cuando tenemos que hacer alguna transfusión o pasar plasma, sacar la basura. Esto nos desbordó", resumió.