NEUQUÉN (ADNSUR) - La Policía de Neuquén realizará cambios en las jornadas de trabajo de los efectivos, ante la crisis sanitaria por coronavirus.  Implementarán en un cambio de turnos por el cual trabajarán 24 horas por 48 de descanso. Además, no se descarta la posibilidad de convocar al personal retirado.

Cuando el Gobierno Nacional decretó la cuarentena y detalló los grupos de riesgo, la Jefatura de Neuquén tomó medidas inmediatas y en cuestión de 48 horas las madres de niños pequeños, mujeres en periodo de lactancia, diabéticos, enfermos oncológicos y personas con problemas respiratorios, fueron enviados a sus hogares.

Actualmente hay 700 policías licenciados, lo que representa el 10 por ciento de toda la tropa.  Esto obligó a reacomodar algunas áreas, pero  la situación se complica por el temor que crece entre los policías que saben que no están exentos de contraer coronavirus, y propagarlo a su círculo familiar y sus compañeros.

“Es muy alarmante para nuestras familias. No quieren que vayamos a trabajar porque no tenemos las medidas de seguridad suficientes. Es muy complicado lo que está pasando. Ojalá Dios y la Virgen nos protejan a nosotros y nuestras familias”, contó un agente a La Mañana Neuquén.Fariña Petersen

“Estamos muy expuestos en el trabajo, porque si tenes que detener a un chorro por más que tengas guantes y barbijo no hacen tiempo a ponértelo. Y la verdad que yo prefiero morir porque un chorro me pegó un tiro que de coronavirus”, dijo.

En las comisarías, la situación se tensa más cuando a los policías que están de guardia se van sumando los denominados incumplidores que son detenidos en los distintos controles que desarrolla la fuerza en toda la provincia.