COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Claudio Barría es diputado provincial de Santa Cruz. Su hermano Javier era bombero y su Daniel, el tercero de ellos, el presidente del Concejo Deliberante de Gobernador Gregores.

El 27 de marzo Javier y Daniel murieron en las aguas del lago, junto a Elsa Martínez -vecina de Gregores-, y Marianela Bossio -veterinaria de 26 años que había venido al sur en busca de trabajo y murió al salvar a Mateo, sobrino de los Barría.

En las últimas horas, el diputado publicó un sentido mensaje en las redes sociales destacando el accionar de sus hermanos. "No me gusta mucho hacer publicaciones, pero quiero que sepan que hicieron mis hermanos y porqué yo los considero mis héroes", dijo el legislador provincial.

Según contó ese día Mateo, su sobrino “era llevado por las olas adentro del lago” y él y su hermano Yiyo salieron corriendo hacía él. “Mi hermano se largó a nadar y yo agarré una tabla de esas que se usan ahora dónde podés remar parado. Dónde Yiyo vio que yo podía llegar antes a Mateo regresó a la orilla, yo me acosté en la tabla y con los brazos remaba para llegar a él. Nunca agarre un salvavidas ni lo pensé en ese momento”.

 

 

Según cuenta Claudio, una chica de Córdoba que los conoció reaccionó cuando vio al nene que era arrastrado por la corriente. Cuando él llegó a su sobrino la joven ya estaba con él .Mateo en una tabla y ella en un Kayac. Ella le puso un chaleco salvavidas, y juntos iban a la orilla, pero se dio vuelta la tabla.

“En un momento a mi sobrino se la da vuelta la tabla y yo suelto la tabla en la que iba para agarrarlo, lo subo al kayak de Marianela, cuando me quiero agarrar del kayak dónde estaban ellos dos la tormenta los alejó 2 metros o más de dónde yo estaba, intentó nadar para alcanzarlos pero fue imposible. Decido regresar a la orilla pero tampoco podía llegar las olas y el viento no me dejaban, estaba nadando a la deriva y ahogándome”.

 

 

Claudio asegura que en ese momento pensó que era el final, “que había llegado mi hora, no podía hacer nada”, pero fue cuando escuchó a Dani, su hermano que le gritó “aguanta tele, aguanta”.

“Venían con Javi en un kayak los dos y traían un chaleco, yo llorando antes de subir con ellos les digo ‘pensé que me moría’, Dani me dice ‘tranquilo estamos acá’. Me subo al kayak con ellos y se nos da vuelta. En el agua me ayudan a poner el chaleco Javi de un lado el  negro del otro, recuerdo que el chaleco no me abrochaba porque era para niño, cuando con Dani queremos dar vuelta el kayak para subirnos, lo levantamos y el viento lo arroja como a tres metros de nosotros, no podemos llegar, es ahí cuando Dani dice nadamos para allá y apunta el cerro puntudo”.

Claudio empezó a nadar, pensó que nadaban los tres en la misma dirección, parecía que no llegaba, pero lo logró. “Por momentos me resultaba imposible pensé que nunca iba a llegar, mire dos veces para atrás y a mi alrededor y nunca los vi, otra vez pensé que no iba a salir vivo después de nadar más de una hora empiezo a ver la orilla y sabía que lo podía lograr. Pienso! yo lo logré seguro q ellos también xq de los tres soy el peor nadador. Resulta que ellos nunca pudieron, todavía no lo puedo creer. Nada puedo creer”, dijo lamentando lo sucedido.

El diputado valoró la figura de sus hermanos. “El negro nuestro orgullo, el único de los 8 que pudo ser profesional y lograr su título con tanto sacrificio, y Javi mi debilidad, mi amigo el que estaba para todos; recuerdo todavía cuando le organizó con sus amigos un cumple  al nene de un compañero de trabajo porque no tenía plata el para hacerlo.  así era él, como mi vieja siempre para todos”.

“No hay días que no derramé una lágrima por ustedes. Seguir hay que seguir,  pero ustedes cambiaron todo, ya nada será igual, esos eran mis hermanos, gente de bien con un corazón enorme, no puede ser tan injusta la vida con gente así! Quiero pensar que están bien, solo para que duela menos, pero los que estamos acá quedamos muy rotos”, sentenció.

Fuente: La Opinión Austral.