En las últimas semanas, la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECH) realizó una serie de consultas en la red de las regionales gremiales de la provincia para definir la posibilidad de algún tipo de medida tras el receso escolar que entra en vigencia este viernes. 

En la tarde de este jueves, se reunió el Consejo Directivo y recibieron mandatos de la regionales para convocar a un paro por 48 horas para el lunes 26 y martes 27 de julio. Hay que recordar que el miércoles 28 de julio será feriado provincial por el aniversario de la llegada de la colectividad galesa así que –en total- serían 3 días sin actividad luego de las vacaciones de invierno.

En la reunión, se llegó a la conclusión que los 19 meses de congelamiento salarial, el impacto de la inflación, la continuidad de problemas edilicios, la falta de las partidas escolares necesarias en algunas instituciones, la cesantía de 13 afiliados de los Institutos de Formación Docente ameritan una medida de fuerza contundente mientras se espera una convocatoria del Gobierno provincial para abordar todos esos puntos.

También –a pesar que corresponde a otra entidad gremial- se observa con preocupación la falta de cumplimiento del gobierno provincial con los Auxiliares de la Educación a través de un acuerdo que se estableció con las autoridades de ATE.

ATECH concretará otras consultas este viernes por la mañana para ratificar o descartar esta medida. Se espera un comunicado oficial para obtener mayores precisiones de las demandas que se plantean.