RAWSON (ADNSUR) – El director de PAMI Chubut, Ignacio Torres, confirmó que a partir de una auditoría se concretó la denuncia a un hotel de Comodoro Rivadavia que estafó al instituto. Al respecto, Torres detalló que el hotel “fraguaba las planillas de pacientes que tenía en las habitaciones, no sólo la cantidad sino también el tiempo. De hecho, con casos obscenos como el tener afiliados que había fallecidos como si estuviesen hospedados en el hotel”. Por tal motivo, remarcó que “la estafa es de aproximadamente un millón de pesos”. En otro orden, el titular de PAMI hizo referencia a la reunión que mantendrá este martes en el marco de Gobierno Abierto con referentes sanitarios para analizar los costos de salud y el aporte del sector privado al sistema. En tal sentido, consideró que “si se brinda un servicio que es muy rentable, también tienen que tener el otro. Como por ejemplo las camas de internación”.

Torres informó que se trabaja en “todas las auditorias que se hicieron hasta 3 años anteriores, para empezar a darle curso y auditar nuevamente. Y de ese modo, poner a disposición de la justicia todos los sumarios administrativos y consideraciones de hechos tanto dentro como fuera del instituto”.

Además, confirmó la denuncia a “un hotel de Comodoro Rivadavia que fraguaba las planillas de pacientes que tenía en las habitaciones. No solo la cantidad sino también el tiempo. De hecho, con casos obscenos como el tener afiliados que había fallecidos como si estuviesen hospedados en el hotel”.

Por el hecho, “la estafa es de aproximadamente un millón de pesos”, remarcó el titular de PAMI.

Ante las irregularidades encontradas, “cambiamos el sistema. Ya no contratamos los hoteles sino que le damos el dinero a los afiliados para que ellos vayan al hotel que quiera. Y de hecho, hasta el gasto operativo bajó en un 25% con la misma cantidad de afiliados”, aseguró.

Y agregó que “la misma auditoria se hará con todos. Y además de un esquema más eficiente. De modo que quien haya hecho las cosas mal tendrán que responder a la justicia. Hubo alguna complicidad dentro del Instituto y también hubo una observación desde el área de sociales donde se planteó y se elevó al nivel central en Buenos Aires”.

Torres cuestionó en Radio Bahía Engaño que “el año pasado hubo algo que se hizo mal. Primero por el privado y también por algún agente del Instituto. Todo eso se está investigando en la justicia”.

Por tal motivo, aseguró que “todos los que tengan algún tipo de relación contractual con el Instituto van a ser auditados. Pero este caso era obsceno por lo que me pareció importante que la justicia lo vea cuánto antes”.

“Después hay casos que pueden corresponder a una demanda contenida y también los vamos a analizar con la gente de la auditoria nuestra como la auditoria central. En prestaciones sociales y prestaciones médicas, la semana pasada hubo una auditoria generalizada en el valle y seguramente la próxima semana habrá una en Comodoro Rivadavia”, anunció Torres.

REUNIÓN CON PRESTADORES

“Es un avance que en una reunión nos podamos ver las caras tanto el privado como el ministerio de Salud y todos los que tienen algún tipo de responsabilidad en la matriz sanitaria de la provincia”, indicó Torres.

Y planteó que el encuentro “no es para reclamar sino para blanquear una situación y empezar a trabajar en conjunto hasta en un protocolo de derivación”.

De allí, se “puede derivar en pensar entre todos una matriz sanitaria más eficiente que la que tenemos hoy. Empezar a trabajar en conjunto entre la salud pública y la privada. Es necesario y estén dadas las condiciones porque desde PAMI tenemos la misma relación contractual tanto con el privado como el público, por lo que el híbrido es factible”:

“Comodoro Rivadavia es una de las ciudades que más tomógrafos y resonadores tiene per cápita en todo el país. Sin embargo, a la hora de solicitar una cama de internación es muy difícil de conseguir”, planteó. Y por ello, consideró que “se va a plantear primero la obligatoriedad del servicio y segundo que si se brinda uno que es muy rentable, también tienen que tener el otro, como por ejemplo las camas de internación”.

Por tal motivo, remarcó que “hay responsabilidad por parte del privado y también un tema que el ministro de Salud lo tiene muy claro. Y la decisión política de recategorizar a las clínicas está tomada, es decir que las clínicas con guardias tendrá una categoría mejor”. Y aclaró que “la cantidad de camas en la provincia no alcanza y no es un problema del privado o público sino que es una realidad que se da en distintas provincias. En todo Patagonia Sur hay un déficit importante de camas y eso lleva a las derivaciones”.