BUENOS AIRES - En plena pandemia, son cada vez más los interrogantes sobre cómo cuidar nuestro entorno y evitar exposiciones al coronavirus. Es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió una serie de indicaciones y recomendaciones para despejar las dudas en torno a la seguridad de los alimentos en tiempos de Covid-19.

¿Nos podemos contagiar a través de los alimentos?

La primera inquietud es si existe el contagio a través de lo que comemos. Al respecto, la OMS indicó: “Actualmente no hay evidencia de que las personas puedan contraer la Covid-19 de alimentos o envases. Es una enfermedad respiratoria y la ruta de transmisión es a través del contacto de persona a persona o por contacto directo con las gotas respiratorias generadas cuando una persona infectada tose o estornuda”.

¿El virus puede vivir en la superficie de los alimentos?

Al respecto, el organismo indicó que el “coronavirus no puede multiplicarse en los alimentos: necesita un huésped animal o humano vivo para reproducirse y sobrevivir. Por eso, lavar las frutas y verduras con abundante agua potable es suficiente, explicó el organismo.

¿Es necesario desinfectar los envases?

Referido a la desinfección de los envases, la OMS explicó que no es necesario desinfectar los materiales de empaque de alimentos, pero las manos deben higienizarse adecuadamente después de manipular los paquetes de alimentos y antes de comer”. Sin embargo, muchos infectólogos aconsejan un lavado de todos los alimentos que ingresan en casa, respetando el proceso de desinfección.

Recomendaciones a la hora de comprar

Es importante tener en cuenta que no debemos ser solo cuidadosos en el interior de nuestros hogares. A la hora de comprar también hay una serie de recomendaciones que debemos tener en cuenta. “Los consumidores deben mantener una distancia física segura de al menos un metro de todos los demás compradores mientras hacen cola antes de entrar al comercio y mientras hacen la compra. Si se usa un carrito o una canasta debe desinfectarse las asas antes y después de usarlos. Al igual que las manos.

Además es importante no tocarse la boca, la nariz o los ojos durante las compras, y minimizar el contacto directo de las manos con los alimentos utilizando pinzas y utensilios para servir”, señalaron.

Por otra parte, para quienes opten por la entrega a domicilio, se sugiere “corroborar que el proveedor siga buenas prácticas de higiene personal y alimentaria”. “Y después de recibir los alimentos las manos deben lavarse con abundante agua y jabón”, señalaron.