ESQUEL (ADNSUR) - El ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, encabezó este martes por la tarde en Esquel varias reuniones de trabajo destinadas a evaluar alternativas para prevenir la propagación del coronavirus.

Luego de los encuentros mantenidos con representantes del Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM); con el equipo directivo del Área Programática de Salud Esquel y con el intendente municipal, Sergio Ongarato, el ministro adelantó que este miércoles firmará una resolución para que empleados públicos de Chubut se sumen y colaboren desde sus casas con los equipos de salud.

"Vamos a instar a las personas que están licenciadas por tener factores de riesgo, o por ser contactos estrechos pero que pueden trabajar desde sus domicilios en modo home office" para que se sumen y colaboren dijo Puratich marcando que el sistema de salud está al límite y necesita recurso humano.

 

El ministro indicó que "esto se ha tomado como una licencia y en realidad es una suspensión de la actividad presencial pero que no implica que no puedan cumplir otras funciones".

La definición está basada en la saturación que tiene en estas horas el sistema de salud de la provincia ante el crecimiento de casos para dar seguimiento a los pacientes que son positivos o los contactos estrechos. En Esquel puntualmente es constante el reclamo por la falta de monitoreo pero lo cierto es que el personal ya no tienen capacidad real para responder, informó EQSnotas.

Puratich precisó que se invitará al resto de las reparticiones públicas a tomar una definición en este sentido.

Curva ascendente

El funcionario dijo que Esquel empezó a transitar la pandemia “en una etapa más tardía que el resto de la provincia” y valoró que hoy están disponibles herramientas tales como el Plan Detectar y la vacuna.   

Precisó a su vez que la ciudad “está en una curva ascendente” de casos positivos y por eso consideró clave el trabajo conjunto entre el Ministerio, organismos estatales, el municipio, los esquipo de Salud y actores sociales. 

“La principal estrategia es trabajar de forma articulada. Todos juntos podremos lograr un mejor control de la contingencia y así cuando termine que el efecto negativo haya sido el menor”, aseguró.

Puratich puso en valor el comportamiento de los vecinos y señaló que en los primeros ocho meses de pandemia en Esquel hubo pocos casos. “Eso no es casualidad. Es porque hubo un compromiso y se respetaron las normas”, afirmó.

 

El ministro apeló luego a la responsabilidad individual y dejó en claro que las conductas personales harán la diferencia. “Hay que usar el tapaboca, mantener la higiene de manos y el distanciamiento, entre otras cosas”, recalcó.

Dijo que prohibir la circulación nocturna es para “evitar las reuniones sociales que son grandes y provocan contagios en un grupo etario que pasa la enfermedad sin inconvenientes. El riesgo está en que los jóvenes contagian a adultos con problemas de salud”.     

Por su parte, el intendente Ongarato explicó que en la reunión de esta tarde con el COEM “abordamos cómo es la evolución del Covid-19 en la ciudad” y la estrategia para prevenir la propagación de la enfermedad.   

El jefe comunal también realzó que la localidad enfrenta el virus haciéndose eco de la “experiencia” registrada en la Costa y el Sur de la provincia. “Así podemos llegar mejor tanto con los testeos como con la vacuna”, amplió.