COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A partir de un operativo de inspectores municipales, el sábado por la tarde se realizó una inspección en las instalaciones de local comercial que la panadería La Fueguina tiene sobre avenida Chile, en el barrio de las 1008 Viviendas. Fuentes municipales confirmaron a esta agencia que allí se encontraron "ratas y condiciones bromatológicas" que obligaron a la clausura del local comercial.

El operativo fue coordinado por el Subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay, junto a un grupo de inspectores que reocorrieron las instalaciones. Según se confirmó a ADNSUR, el procedimiento se llevó adelante a partir de una denuncia que llegó al 0800 de la Municipalidad local.

Al respecto, el responsable de la cartera de Fiscalización, Daniel Campillay, precisó que “los controles se hicieron en el día de ayer –sábado-, en horas de la tarde, en respuesta a una denuncia de vecinos que se comunicaron a las líneas gratuitas del 0800 que ofrece la Municipalidad” y explicó que “procedimos a la inspección, en primer lugar, en una panadería ubicada en Avenida Chile, donde se constató una excesiva cantidad de roedores y excremento de los mismos”.

En ese sentido, el funcionario reafirmó que “desde la gestión del intendente Linares se nos pidió que prioricemos lo sanitario por lo administrativo y estas son cuestiones graves que no puede haber en un comercio donde se elaboran alimentos”.

Asimismo, añadió que entre otras irregularidades, “registramos que el edificio de la panadería tenía una apertura en las paredes hacia el exterior, además de falta de higiene en la sala de elaboración de los productos y en los utensilios que utilizan a diario. También tenían productos vencidos, constatamos presencia de hongos en los ingredientes y el pan seco para rallar con excremento de roedores”, puntualizó.

OPERATIVO EN ZONA NORTE

En torno a la inspección simultánea que realizó el área en una parrilla ubicada en el barrio Próspero Palazzo, el subsecretario indicó que “el comercio está ubicado sobre la Avenida Juan José Paso al 800 y el operativo fue también gracias a un llamado de un vecino al 0800”.

En ese tenor, indicó que “en este lugar detectamos falta de higiene en la sala de elaboración, óxido en los freezer y falta del trámite de renovación de la habilitación comercial” al tiempo que recordó que “la parrilla sufrió un incendio hace poco tiempo, pero los propietarios no realizaron las reparaciones correspondientes en materia de seguridad”.

“Por estas razones-continuó-, en ambos lugares se procedió a la clausura que quedó a disposición del Juzgado de Faltas N°1, donde determinarán cuándo serán las aperturas y los plazos para las desinfecciones necesarias”.

Participación de los vecinos

Por otra parte, Campillay agradeció el acompañamiento de la comunidad ante las denuncias que puede realizar el contribuyente al número gratuito de la Municipalidad: 0800-333-0706.

“Agradecemos enormemente que la gente se comunique a esta línea porque nos permite concurrir de forma inmediata a los lugares y constatar si hay o no , incumplimiento de las normativas. La clausura es la última opción que toma el Municipio ante el requerimiento del vecino, salvo que las condiciones sanitarias o administrativas lo ameriten”, aseguró.