RAWSON (ADNSUR) - La herramienta fue confeccionada por el equipo del Sindicato de Inquilinas/os Trabajadoras/es de Chubut (C.T.A. Autónoma) con el fin de obtener datos fidedignos de la situación habitacional que atraviesan las familias inquilinas en la provincia.

Dicho instrumento ha sido distribuido de forma virtual dentro de la población inquilina de la provincia de Chubut, teniendo como principales ciudades activas a Comodoro Rivadavia, Rawson, Puerto Madryn, Trelew, Esquel, Lago Puelo, Epuyén y El Maitén. El método utilizado fue un cuestionario confeccionado con preguntas abiertas y cerradas y de carácter anónimo para las/os encuestadas/os, que se articula en cuatro ejes centrales: laboral, salarial, habitacional, intervención estatal. Las misma fue ejecutada desde el día 1 al 15 del mes de marzo de 2021.

La encuesta de marzo 2021fue confeccionada en base a las respuestas de 524 personas, de las cuales un 73% son mujeres, un 27% son hombres.

AUMENTOS 

El 28% de las personas encuestadas declaró haber percibido incremento en el alquiler, que van desde el 30% al 100%, donde además “hubo varios casos de aumentos del 150% o el 222% marcando una clara especulación financiera a partir de la renta”. Ante la consulta de El Económico, la referente del Sindicato, Rebeca Ancina, sostuvo que “se dieron cinco casos de pedidos de aumento entre el 150% y el 222%. Ocurrieron en Comodoro, Trelew y Puerto Madryn, a través de dueño directo. Se trata de un hostigamiento hacia el inquilino. Donde les advierten que, de renovar, es lo que van a tener que pagar. Se adelantan al vencimiento del contrato, porque les conviene generar un nuevo contrato de alquiler, que seguir con alguien que venía alquilando”.

“Estas personas no tienen vencido el contrato y los están hostigando para que dejen la propiedad y terminar el contrato anticipadamente, porque mantener con los precios anteriores no les conviene. Si los dueños alquilan a un nuevo inquilino sería mucho más lo que ganan. Quieren realizar el contrato con los precios nuevos. Por eso está presión”.

En otro orden, en el informe se expresan que “a 8 meses de la sanción de la Ley de Alquileres N°27551, el 5% declara situaciones irregulares que tienen que ver con la lógica regional de la cultura del alquiler que se viene dando. Claro está que la mayoría de las respuestas denotan que no se intentan acciones, desde el mercado inmobiliario, para la implementación de la misma, para lo cual aportaremos un par de respuestas aportadas por las personas encuestadas, que ilustran esta realidad”.

Cuando las personas encuestadas fueron consultadas por las dificultades que tuvieron al momento de decidir alquilar, “nos encontramos con un panorama de mucha vulnerabilidad, ya que el 52% observa que el valor de mercado de los alquileres ofrecidos en sus ciudades es muy elevado; situación que se palpa en el 7% de la muestra que debe tomar la decisión de mudarse por no poder sostener el impacto del valor del alquiler en sus haberes”, se manifiesta en el informe.

“Al 21% le ha costado conseguir un lugar adecuado para mudarse, lo que claramente representa la deficiencia de los inmuebles ofrecidos en el mercado antes las necesidades de la demanda de la población chubutense; lo que se ve reforzado en el 12% de la muestra que tuvo que mudarse a lugares más pequeños, porcentaje que para el mes de febrero fue de un 3%, mostrando un aumento del 400%. Recordemos que estamos hablando de que un 65% de la encuesta son familias con hijas e hijos que deben adaptarse a espacios más reducidos”.

En cuanto al impacto de la crisis económica, social y sanitaria actual, que ha devenido en crisis habitacional y ha sumergido a los hogares inquilinos en distintas formas de endeudamiento, sin incluir préstamos. Nos encontramos que el 17% de las personas encuestadas deben varios meses de alquiler y están pagando en cuotas los meses que adeudan.

Respecto a la relación con los servicios básicos, nos encontramos con que 33% de la muestra se vio afectada en cuanto al uso y pago de servicios. Existiendo un 26% de estos, que pagan servicios refinanciados y/o aún no pagaron los servicios del mes en curso o dio de baja el servicio de internet tan necesario en estos tiempos.

En otro orden, en el documento también se puede apreciar que, del universo encuestado durante este mes, sólo el 13% de los hogares son amparados por algunas de las formas de asistencia económica que el Estado prevé en situaciones de vulnerabilidad. Comparando con la encuesta del mes de febrero el 7% recibía en el pago de haberes el Salario Complementario que el Estado destina a las empresas para superar la dificultad económica actual, este mes sólo un 1% lo percibe; cabe destacar que representa a una mujer que trabaja en el sector gastronómico y usa el total de su ingreso económico para pagar el alquiler.

Chubut: los alquileres subieron entre un 30 y un 100% en marzo

En cuanto al desempeño laboral, se observa que un 32% de la muestra trabaja en relación de dependencia, un 26% declara ser trabajadora/o del Estado Provincial. En tanto, un 20% de la muestra se sostiene económicamente de trabajos temporales y/o changas, trabajo no formal, valor que ve en crecimiento respecto de la encuesta del mes de enero 2021 en un 4%.

Y un dato no menor, es que 12% de las trabajadoras y los trabajadores que participaron en la encuesta de inquilinas/os del mes de marzo declaran que se desempeñan en más de 2 ámbitos laborales, hasta 3. Este 12% de personas que tiene más de 2 trabajos para llegar a fin de mes está representado por mujeres en un 83%, el resto son hombres.

Asimismo, se observa que un 34% de las personas encuestadas sufre del atraso en el pago de haberes y de estas, un 4% no son empleadas/os del Estado Provincial. En esta oportunidad no se registraron personas dentro de la muestra que estén sin percibir ningún tipo de ingresos económicos. 

INGRESOS 

Tal como destaca Jornada, cuando se abordó el nivel de ingresos total en los hogares inquilinos de la provincia de Chubut, según la muestra adquirida para el mes de marzo, el resultado fuero sueldos muy dispares. Donde el 74% cobra menos de $60.000 y el 26% desde $61.000 hasta más de $100.000.

El valor que INDEC estipula para el mes de febrero 2021, de la Canasta Básica Total (que incluye alimento, trasporte y vestimenta) donde familia de 4 personas necesita -en CABA, con un costo de vida menor al de Chubut- un total de $57.997 para no estar dentro de la línea de pobreza. Recordemos que la Canasta Básica Total, no incluye el valor del alquiler que las familias trabajadoras pagan.

Como referencia comparativa, proponemos pensar que a esta C.B.T. de $57.997 le sumamos el valor del alquiler de una casa de 2 dormitorios en Puerto Madryn de entre $27.000 y $38.000 que fue el valor que se observó en los alquileres que se ofrecieron durante el mes de febrero, da un total de $ 95.998, para no caer en la línea de pobreza.

A esto se le suma que 62% de las personas encuestadas en la provincia, declaran usar desde el 40% al 100% de su salario en mantener el techo de su familia. Se desprende también que de esta población sólo el 9% recibe algún tipo de asistencia económica gubernamental. Así mismo, el 14% son grupos familiares constituidos por 4 personas, hasta 7; y el 8% del total son familiares monomarentales, dejando al descubierto los extremos de mayor vulnerabilidad del sector.

En la provincia, “la segmentación generada por el Estado Provincial a través de los escalones de cobro atrasado de haberes, muestra como los rangos 1, 2 y 3, de hasta $45.000, $65.000 y hasta $85.000, respectivamente; nos permite intuir cuál es la situación respecto a la cercanía de la línea de pobreza y el pago de su responsabilidad del alquiler”.