COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El director Regional de Obras Públicas de Chubut, Daniel Boudargham, aseguró en diálogo con ADNSUR que, sin actividad en las aulas por la pandemia, “pudimos ingresar y hacer arreglos necesarios para garantizar el funcionamiento de las escuelas”. Sostuvo que “hay al menos algo muy positivo en que dejó el COVID. Con los edificios cerrados pudimos ingresar a trabajar y realizar obras” que de otro modo o con los chicos en las aulas “hubieran sido mas complicadas”.

Sobre el estado en el que encontraron las escuelas, dijo que “nos encontramos con tres lineamientos claros: gas, techo y electricidad. Estos fueron los principales problemas que encontramos. Tuvimos que cambiar mucho las membranas que provocaban filtraciones. Se sumó el gas y el cambio, la reparación y mantenimiento de calderas”.

Entre las obras mas relevantes, citó la renovación integral de caños en la escuela de Biología Marina y la próxima inauguración de un jardín de infantes en la zona del Cordón Forestal, una obra nueva que proyectan tener lista para el próximo ciclo lectivo.

Sostuvo que “nos quedan al menos 32 escuelas” cuyo objetivo es “avanzar en los meses de verano para llegar a marzo en las mejores condiciones posibles”.