COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La pediatra Mara Marques, la infectóloga infantil  Soledad Mussini, el pediatra  Maximiliano Medina y la neumonóloga infantil Sandra Barria dialogaron con ADNSUR sobre la salud de los chicos este invierno, en el que se regresó a clases presenciales en un escenario donde la pandemia de coronavirus escala en una segunda ola, y su riesgo de contagio se entremezcla con la aparición de las enfermedades respiratorias comunes a los inviernos. 

Indicaron que "en 2020 cayeron las consultas en pediatría producto de la pandemia y cuarentena y fueron muy pocos pacientes internados pediátricos con afecciones respiratorias", y agregaron que este año aumentaron las consultas, "no de forma exponencial, pero sí por catarros y cuadros virales propios de esta época", mencionaron.

Durante este año el servicio de pediatría se acondiciono para prepararse para las afecciones del invierno. Este mes tuvieron una sola paciente pediátrica con diagnóstico de covid.

"Por las nueva cepas, el virus va a circular más que el año pasado. Pero al haber más cantidad de vacunados sería con menos cantidad de casos graves", señalaron.

Aunque durante el 2020 no hubo gran cantidad de consultas pediátricas, sí se registraron consultas sobre depresión, trastornos de alimentación, y otras derivadas de la situación de encierro.

"Por el momento y con la situación epidemiológica hoy en la provincia no se puede pensar en un nuevo aislamiento, pero todo dependerá del comportamiento de la gente", consideraron, y remarcaron que aunque "las escuelas son lugares seguros". La presencialdad hizo que los padres creyeran que las cosas habían mejorado y quizás se relajaran en los cuidados.