El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, explicó este miércoles que desde el Gobierno no hay discusión sobre si vuelve o no a pagar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), a pesar del fuerte impacto de la segunda ola de coronavirus sobre el nivel de actividad económica en distintos sectores de la sociedad, sostuvo que se descarta la posibilidad de pagar nuevamente esta ayuda económica.

Aseguraron que Nación no volvería a pagar el IFE

"No tenemos previsto que vuelva el IFE. No estamos en el mismo contexto y situación" que cuando se otorgó ese subsidio el año pasado, dijo Moroni tras la reunión de Gabinete económico.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, había señalado ayer que el Gobierno "evalúa permanentemente la situación de las 9 millones de personas" que recibieron el IFE durante el 2020.

Además, el funcionario consideró que, de ese total, "hay 3 millones con muchas dificultades", porque se quedaron sin empleo o tienen menos trabajo que antes de la llegada de coronavirus, como en los casos del trabajo doméstico o la jardinería.

Daniel Arroyo incluso reconoció que hay una parte de la población que está "realmente con dificultades para recuperar parte de la actividad económica que tenían".

"Está todo en análisis. No hay ninguna medida que sea descartada", dijo Arroyo, mientras remarcó que su gestión analiza "todas las alternativas sobre la emergencia alimentaria".
Pero este miércoles, Moroni se diferenció tras la reunión de Gabinete económico: "Hoy hay actividad y en donde hay restricciones hay asistencia del Estado", señaló.

Dijo que el objetivo del Gobierno para el 2021 es que "el salario real crezca" y consideró que "la inflación va a ir descendiendo" en los próximos meses.

Sobre las paritarias, el jefe de la cartera laboral aclaró que "por ahora no hay pedidos en el Ministerio de Trabajo de aumentos de salarios para camioneros".

"El Ministerio de Trabajo históricamente no rechaza homologaciones. Nosotros queremos que el salario real crezca. La mayoría de los gremios plantean revisiones para septiembre u octubre", indicó Moroni en diálogo con periodistas acreditados en Casa Rosada.

En tanto, se refirió a la dificultad que algunos empresarios plantearon para acceder al REPRO.

"Llevamos asistidos más de 400 mil trabajadores con el REPRO. Los mecanismos son muy simples: una mínima información información y tener una facturación real menor a la de este mismo mes de 2019. Hemos flexibilizado muchísimo los requisitos", señaló.

Sobre la última inscripción al programa, dijo que se pagará entre el 10 y 11 de junio próximos.

Aclaró que el REPRO "no es un préstamo", sino "una asistencia directa para el pago de salarios que va directamente a la cuenta del trabajador".