En la localidad de Posadas, provincia de Misiones, vive Juan Carlos Ríos, un taxista que en los últimos días se convirtió en noticia por un hermoso gesto que tuvo con tres perritos que residen en la terminal misionera.

Ríos es el responsable del obsequio de tres cuchas para los perros, y contó que esta idea surgió "porque hace 5 años que estoy trabajando aquí, y los perros son callejeros, pero de la terminal y cada vez que hacia frío o llovía yo los veía todos mojados. Entonces me surgió la idea de mandarles hacer una casa”.

Estas casas, están ubicadas muy cerca de la parada de los taxistas, y si Juan Carlos está por la playa seguro que se lo puede ver rodeado de los animales. Cada uno tiene nombre, y también es cuidado por los taxistas y por los trabadores de la terminal, ellos son: Toto, Colita, Samanta, y una más que suele estar del otro lado de la terminal y según contaron desde el ingreso de la Terminal, prefiere acompañar al policía en sus recorridas.

¡Hermoso gesto!: Un taxista cuida a los perros de la terminal y les instaló tres cuchas para su descanso

Las casitas fueron hechas por un hermano de Juan Carlos, pero “el valor, lo costee yo. Y los perros las utilizan cuando llueve o hace frio, entran. Yo los cuido durante todo el año. Les doy agua alimento y los llevo a la veterinaria”.

Entre los cachorros de la terminal, hay una preferida para el taxista, ella es Samanta, quien un día apareció en la terminal, “toda pelada de la sarna que tenía”, recordó mientras mostraba el hocico del animal, “todavía le quedaron algunos vestigios en el hocico, donde no le crecieron pelos. Esto hace 3 años y después la mande a castrar. También la llevo a casa y la traigo, todos los días”.

El cariño de los animales por el taxista es visible, “ellos me esperan aquí cuando hago mis viajes, yo le digo: ‘Ya vengo’, y ellos me esperan”.

Toto, Colita y Samanta en la Terminal.
Toto, Colita y Samanta en la Terminal.

El hombre también reconoció, que, en los viajes con los pasajeros, la conversación sobre las cuchas siempre surge, “algunos pasajeros me preguntan sobre las casitas de los perros, yo le digo, ‘si yo soy el que los cuido, y usted con este viaje está colaborando con ellos’, porque yo les compro el alimento durante todo el año”.

Juan Carlos también resaltó que, para el cuidado de los animales, también recibe ayuda de sus colegas, y “también tenemos el apoyo y la autorización de la administración de La Terminal”, para la colocación de estas casas dentro del predio.

“Lo hago con gusto porque en mi familia somos todos perreros, así que lo hago con gusto y todo el año”, concluyó el taxista.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!