CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Jade Savage afirmó que fue la "peor cita" de su vida y está recaudando dinero en línea para recuperar el costo de viajar de Leicester a Peterborough, en Inglaterra, para encontrarse con "el hombre de sus sueños". La joven, de 28 años, pasó cuatro horas viajando para ver al hombre que conoció en Tinder, pero fue recibida con un insulto en la estación.

La joven, de 28 años, pasó cuatro horas viajando para ver al hombre que conoció en Tinder, pero fue recibida en la estación con un "estás gorda".

Jade dijo que la jornada fue de mal en peor. Primero perdió el turno en el gimnasio, luego tuvo que pagar más dinero por el pasaje de tren, viajó casi 140 kilómetros ida y vuelta, y su cita sólo duró 5 minutos. 

Según informó Clarín, la chica abrió una página en GoFundMe para recuperar el dinero que gastó en esa frustrada cita y contó el nefasto encuentro. "Estaba hablando con él por teléfono cuando llegué a la estación de tren, para avisarle que me fuera a buscar. Al llegar me dijo: " Mier..., tenés más peso que la vez anterior".

"Yo pensaba: ´No, no podés decir eso´. Estaba claro que él quería cancelar la cita, pero yo todavía esperaba que pudiéramos pasar un lindo día".

La pareja se dirigió al auto del muchacho y Jade le dijo que era un idiota por decirle eso. Luego manifestó que fue la "peor cita" de su vida.

El hombre se enfureció y le respondió:  "¿Vos creés que soy un idiota?. Te lo repito: engordaste". Y Jade recuerda: "Me llevó de regreso a la estación y me dijo que lo había puesto de mal humor y que tenía que irme a mi casa".

Con el corazón roto, la joven se tomó una copa de vino en la estación y llamó al chico para decirle los gastos que había tenido. Él se ofreció a devolvérselos, y cuando ella aceptó, el muchacho, de inmediato la bloqueó en whatsapp. Fue entonces cuando se le ocurrió a Jade abrir la página de recaudación de fondos. 

Jade puso los gastos (en dólares) de ese día negro: taxi a la estación de Leicester: 23, turno perdido en el gimnasio: 19, tren a Peterborough: 34, vino en la estación: 7, tren de regreso a Leicester: 34, taxi a casa: 23. Su objetivo era recaudar los 140 dólares gastados, y en cinco días (hasta este martes) la gente ya le donó 1.500 dólares.

"Mis compañeros de trabajo (la chica es asistente social) se reían conmigo y me decían: 'Gastaste 140 dólares, te llamaron "gorda" y te mandaron de vuelta a a casa'. Fue la peor y la más corta cita de mi vida. Pero veo el lado divertido y el humano. Veo lo que depositan en GoFundMe y me hace estar agradecida con el mundo", expresó.