En un contexto donde cada vez más son las vacunas suministradas alrededor del mundo, continúa siendo un problema para el combate de la pandemia la decisión de mucha gente que, por un motivo u otro, decide no inocularse contra el coronavirus.

En ese sentido, Indonesia impulsa desde hace días una curiosa campaña de captación ciudadana donde ofrecen una gallina a quien acuda a los centros de vacunación para recibir la sustancia que busca inmunizar a la población contra el virus del covid-19.

“Un pinchazo, un pollo”, se llama la campaña que tiene como objetivo persuadir a los más mayores reacios a ponerse la inyección.

Cabe destacar que otros países ya habían adoptado técnicas similares aplicando diferentes descuentos en comida para quienes se inocularan, y algunos estados de los Estados Unidos llegaron a ofrecer cigarrillos de marihuana a cambio de que los vecinos se vacunaran.

En el caso de Indonesia, actualmente se han registrado cerca de 2 millones de contagios sobre una población de 270,6 millones, y casi 53 mil personas han perdido la vida durante la pandemia.

En cuanto a la inoculación, solo el 5% de los ciudadanos han recibido al menos una dosis de las vacunas que buscan eliminar definitivamente el virus originado en Wuhan, China.