CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una mujer fue duramente criticada en las redes sociales durante el pasado fin de semana, luego de que se viralizara un posteo realizado por ella misma en su cuenta de Instagram donde se burla de una persona que llevó su CV al local donde trabaja y muestra cómo se encontraba comiendo sobre el documento.

"Estoy comiendo arriba de un CV que vinieron a dejar”, aseguró la usuaria de nombre Paula en una historia donde se adjunta una foto en la que se ve la hoja del curriculum con su respectivo folio y arriba una milanesa con un tenedor de plástico.

Rápidamente la repudiable actitud de la joven se hizo viral en Twitter, y varios usuarios acudieron a su cuenta de Instagram para criticarla y hasta incluso amenazarla.

Pese a la respuesta negativa, la mujer redobló la apuesta con un nuevo posteo: "Me importa una mierda el esfuerzo de los más. Vivan su vida", aseguró luego de que otra persona le comentara que debería "ir al psicólogo" por lo que estaba haciendo.

A post shared by PAU.PALUMBO (@pau__palumbo)

 

"¿Para qué me siguen? Quieren que coma arriba de sus CV o qué? Vayan a dormir, fantasmas”, retrucó.

“No me rompan más los huevos loco. Por qué no cierran el orto, sin vidas. La gente deja los CV igual y los del trabajo los tiran a la basura, ya me re volaron los pelos y no tenía plato”, sostuvo un rato después.

Al ver que el hostigamiento hacia su persona continuaba, decidió publicar un descargo: "Voy a contar cómo fue todo porque ya me cansé de recibir amenazas de muerte, mensajes de hombres diciéndome que me van a buscar y violar, que me van a cortar la cara, gente pasándome fotos de armas, pasándome la dirección de mi casa, todos mis datos, mi documento, mi obra social, mi número teléfono. 50 mil mensajes de todas las redes sociales, amenazas a mi familia y más cosas”, comenzó en su comunicado.

Y sumó: “Para empezar la foto viralizada de la comida está editada. Vinieron a dejar un CV. Le dije al chico que no me lo deje, que se lo lleve porque en mi trabajo no toman gente cuando dejan los CV. Además, le aclaré que los supervisores los tiran como en muchos lados y varias personas saben eso. Le dije eso dos veces para que directamente no se gaste en dejarlo pero me lo quiso dejar igual. Agarré y lo guardé (cuando dejan CV en este trabajo lo dejan arriba de mi mostrador)”.

 “Eran las 3 de la tarde, tuve tiempo de pedirme algo para comer, me dieron una bandeja de plástico con cubiertos de plástico que claramente no podía comer de ahí. “(El CV) era lo único que tenía a mano, que podía usar. Ya sé que no tendría que haber subido ninguna historia ni nada, pero yo subo estupideces siempre, esto jamás pensé que iba a difundirse como se difundió. Pensé que iba a verlo la gente de mi Instagram y nadie más, pido perdón si alguien se sintió ofendido o algo por todo lo que pasó”, cerró.