Una mujer pidió pollo en un conocido restaurante de la ciudad filipina de Taguig y se llevó una desagradable sorpresa cuando le trajeron el pedido a su casa: en lugar del menú que ansiaba comer, le habían llevado una toalla empanada y frita. 

La damnificada notó algo raro cuando le costaba cortar una de las piezas. Tras insistir un poco se dio cuenta de que lo que habían pasado por pan rallado y freído no era pollo sino una toalla celeste.

“Esto es realmente perturbador. ¿Cómo diablos se mete la toalla en el pan rallado e incluso se la fríe?”, expresó tras la desagradable sorpresa en un posteo de Facebook junto a un video e imágenes.

Una mujer pidió pollo y le llevaron una toalla frita

“Realmente es repugnante y vergonzoso”, manifestó y agregó: “Ni siquiera puedo pensar en las otras piezas de pollo que se frieron junto con la toalla”.

Según publicó La Cien este viernes, la cadena de comida decidió cerrar temporalmente la sucursal en donde tuvo lugar el desagradable episodio para “revisar a fondo el cumplimiento de los procedimientos”, como también volver a capacitar al personal para asegurarse de que este incidente “no vuelva a ocurrir”.

Tras viralizarse lo que ocurrió, muchos criticaron con dureza a la cadena de comida: “Es una vergüenza que ocurran cosas como estas”, “Qué asco”, “Poco profesionalismo, es un peligro esto”, “Qué desastre”, fueron algunos de los mensajes que recibió la mujer.