REINO UNIDO (ADNSUR) - Una mujer británica causó sorpresa al mundo científico, luego de que pese a pensar que no podía tener más hijos, dio a luz a gemelos concebidos con nueve días de diferencia.

El hecho ocurrió en la localidad de Doncaster, y se trata de un fenómeno que según los expertos, ocurre en uno de cada 600 millones de embarazos.

"Escuché que la superfetación podría ocurrir con los animales, pero nunca en un millón de años pensé que me pasaría a mí", dijo Jordan. "Es una locura siquiera pensar en eso. Simplemente no podía creerlo. Cuando le hablo a la gente sobre mi embarazo, a veces ni siquiera creen que sea algo real. Están tan sorprendidos", aseguró al respecto Jordan Park, de 27 años y protagonista de la historia.

Según explicó, ella y su pareja "habían renunciado a tener más hijos porque su síndrome de ovario poliquístico significaba que necesitaba un tratamiento de fertilidad para su primer hijo", y no se sentía bien con el tratamiento hormonal. "Es un milagro", dijo la mujer.

En base a los especialistas, Jordan es uno de los 14 casos en el mundo que pasaron por un embarazo gemelar por superfetación. "Me sentí como si estuviera muerta. Jason me había dicho que solo había estado tan enferma antes cuando estaba embarazada. Nunca esperé estar embarazada, pero compré una prueba para verificar y dio positivo. Estaba absolutamente atónito. Después de que me dijeron que era infértil, no podía creer que mi cuerpo hubiera hecho esto", recordó tras el nacimiento de sus hijos.

El ecografista, relató la joven, le explicó que un bebé tenía diez semanas y dos días, mientras que el otro tenía solo nueve semanas, y que "había concebido dos veces y había vuelto a quedar embarazada nueve días después de haber concebido originalmente".