GRAN BRETAÑA - Sin haber llevado consigo sus lentes de aumento, la abuela compró varias cosas en un supermercado. Al llegar a su casa su marido descubrió que en lugar de una caja de té había traído un paquete de 30 preservativos.

Rosemarie Riley, de 76 años se sintió bastante avergonzada cuando, al regresar a su casa, se dió cuenta quen la caja de buen té que pensó que había comprado en realidad era un gran pack de preservativos.

A su marido, no le divirtió el error cuando llegó a su casa de Lancashire, y le resultó extraño que la mujer no notase que el valor del té era exageradamente alto.

Sin dudarlo, le pidieron ayuda a su nieta, para que devolviera al supermercado los condones comprados por error. Por supuesto que, antes de ayudarlos, la joven compartió la anécdota en sus redes sociales y rápidamente se hizo viral.

"No he dejado de reír, y ha hecho llorar a mucha gente. Vi la caja a un lado y le pregunté "¿por qué has comprado esto?" No se dio cuenta de lo que eran hasta que mi abuelo lo notó en el recibo. Él le había dicho: "¿Cómo es que has comprado condones?" No estaba muy feliz de que ella hubiera gastado tanto dinero en su tarjeta. A partir de ahí, nos reímos un poco y dije que se los devolvería", publicó Gemma, la nieta, en sus redes sociales.