Un insólito hecho se produjo en las últimas horas en Estados Unidos, luego de que un policía terminara la entrega de un repartidor que había sido detenido.

"Sé que no soy quien espera, pero su conductor fue arrestado", fueron las palabras usadas por el oficial al llegar a la casa de una sorprendida mujer de Sioux Falls, en Dakota del Sur.

Las imágenes del extraño episodio fueron difundidas en Facebook por la organización sin fines de lucro Tea Storm Chasers, gracias a las cámaras de seguridad instaladas en la puerta del domicilio.

"Sé que no soy quien estaba esperando, pero su conductor fue arrestado, así que pensé en completar [la entrega de] DoorDash para usted", fueron las palabras pronunciadas por el policía, las cuales generaron una risa y un "gracias" por parte de la mujer.

Según trascendió, la detención del conductor, de la cual se desconocen los motivos oficiales, se habría dado durante un control de tránsito, producto de una órden de arrestro vigente sobre él.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!