ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Thiago "King" Lapp tiene solo 13 años y es uno de los mejores jugadores de Fortnite del mundo. En el mundial que se disputó en Nueva York quedó en quinto lugar y ganó 900 mil dólares. Es el primer jugador del ranking que no es estadounidense.

Thiago disputó la final en solitario, pero ayer también formó parte del cuadro final junto a su compañero Tadeo “Xown” Timmermann de 16 años. En esta competencia de parejas quedaron 39 de 50 duplas. Con este resultado ganó 100 mil dólares pero repartidos con su compañero de equipo.

“No conté cuantas horas estuve intentando la clasificación, pero fueron muchas", le dijo a La Nación cuando se clasificó a la final en mayo último. "Entreno como mínimo ocho horas por día, pero la escuela es prioridad. Primero termino todo lo que tenga que ver con el colegio y después me pongo con la compu", cuenta Thiago, que ganó 2500 dólares por terminar segundo en la semana siete (de 10) de la etapa clasificatoria y consiguió su lugar en la gran final de Nueva York, que se celebró este fin de semana.

Fuente: La Nación