Desde que comenzó la pandemia la distancia ha sido una de las principales complicaciones complicaciones para las familias producto de las restricciones a la circulación y los peligros que conlleva el contacto físico directo.

El mismo problema sufrieron un abuelo y su nieto en Estados Unidos, pero tras varios meses de charlas virtuales, pudieron reencontrarse luego de que el joven recorriera más de 1000 kilómetros para sorprender a su familiar.

Greg, el abuelo, vive en Florida y se encontraba comiendo en su restaurante favorito cuando fue abordado sigilosamente por Ayden, su pequeño nieto, quien había viajado desde Kentuky junto a su madre Erica, quien capturó el momento con su celular.

En las imágenes se puede ver al hombre llorando de alegría mientras abraza al pequeño.

Grandson Surprises His Grandpa At Restaurant

"Me gustó mucho haber podido sorprender al abuelo", afirmó Ayden ante los medios luego de la viralización del video.