Luego de la invasión de carpinchos en el barrio privado de Nordelta y la polémica generada alrededor del tema, un intendente decidió adoptar uno de estos animales y criticó a los vecinos de la zona.

“Me enteré que un terrible carpincho corría a un perro y mataba, y que el conchetaje se enloqueció”, aseguró Pablo Zurro, de Pehuajó, a través de un video compartido en sus redes.

Y sumó: “Acá no es como Nordelta, para nosotros esto no es el Parque Jurásico, así que traje a la carpincha, que llamé Candela, pero para que sea más canchero le pueden decir Cande, y la liberé en el lago del Parque San Martín”.

Además, el jefe comunal aseguró que adoptó al roedor “para que no vaya a parar al asador”, y comparó la situación con la que vive su localidad, donde año a año cientos de  jabalíes, pumas o ciervos rojos llegan desde La Pampa.