COLOMBIA (ADNSUR) - En los últimos años nos hemos acostumbrado a ver y leer respecto a actitudes curiosas tomadas por influencers de distintos países del mundo, destinadas a sumar seguidores en redes sociales y de esta manera aumentar su popularidad en la distintas plataformas. Pero en esta oportunidad, lo que parecía una ingeniosa idea terminó saliendo peor de lo previsto.

Y es que "La Liendra", un instagramer Colombiano que tiene más de 5,4 millones de seguidores en la plataforma, decidió tatuarse un código QR que, en teoría, al ser escaneado por un teléfono móvil debía redirigir al usuario a su cuenta de Instagram.

 

A post shared by rastreando famosos (@rastreandofamosos)

 

Sin embargo, tras unos días de éxito el módulo de almacenamiento de información dejó de funcionar, y ahora el influencer deberá recurrir a un cirujano si es que quiere quitarse el polémico tatuaje.

"El código QR funcionaba a la perfección. Al ser enfocado con la cámara de un teléfono móvil abría instantáneamente la cuenta de dicha plataforma", aseguró Mauricio Gómez, el verdadero nombre detrás del fenómeno viral, a los medios locales.

 

 

Desafortunadamente para él, y como mostró en su cuenta de Instagram, el tatuaje ahora se volvió una simple mancha de tinta sin la utilidad para la que fue ideado.