TAIWAN (ADNSUR) - Una insólita y sorprendente historia tuvo lugar en los últimos días en Taiwán, luego de que un hombre se casara 4 veces en 37 días con la misma mujer para obtener beneficios laborales.

En base a los reportes locales se trata de un empleado bancario de la ciudad de Taipei, quien en abril de 2020 celebró la primera de sus uniones con su pareja.

Sin embargo, a los dos días le pidió el divorcio solo para volverse a casar durante la jornada siguiente, y de esta manera pedir por segunda vez sus días de licencia paga en el trabajo.

Este proceso se repitió dos veces más en los días siguientes, en una clara maniobra de aprovechamiento de la reglamentación local que plantea que los empleados tienen derecho a ocho días libres remunerados cuando se casan.

A partir del mismo el protagonista de la historia llegó a solicitar un total de 32 días libres pagos, pero tras detectar sus intenciones su empleador solo le concedió el beneficio correspondiente a un casamiento.

Indignado por la decisión el hombre presentó una denuncia ante la Justicia laboral al considerar que sus derechos como trabajador estaban siendo vulnerados, y tras una breve investigación se determinó que el empleador había violado el Código Laboral, aplicándole una multa equivalente a los 7000 dolares estadounidense.