REINO UNIDO (ADNSUR) - Un hombre londinense sorprendió a los dueños de un refugio de mascotas de la capital inglesa, luego de acudir al lugar con un perro que había adoptado hacía pocos días con la intención de devolverlo porque "no hace juego con el sillón".

Así lo relató Claire Horton, directora ejecutiva de Battersea Dogs and Cats Home en el sur de Londres, quien aseguró que alrededor del 10 por ciento de los perros adoptados terminan siendo devueltos al lugar por sus dueños.

"Por lo general, será un cambio muy genuino en las circunstancias, pero... ¿por qué la gente regresa?. Podría ser por una enfermedad o alguien podría morir", comentó acerca de los principales motivos argumentados por la gente.

Además, destacó que también "podría ser la ruptura de una relación,  la gente se divorcia, y eso lo vemos mucho".

En ese sentido, aclaró que han recibido gente "que los traerá de regreso porque no habían pensado que se iba a hacer pis en la alfombra o que iba a morder una puerta".

Y cerró: "¡Incluso tuvimos un perro que regresó una vez porque no combinaba con el sofá!"