POLONIA (ADNSUR) - Un ciudadano polaco de 50 años de edad es protagonista de un insólito récord, dado que se conoció que lleva más de 17 años intentando sacar el carnet de conducir y fue suspendido 192 veces.

El hombre reside en la ciudad de Piotrków Trybunalski, una pequeña localidad de 80 mil habitantes al centro de Polonia, un país donde la estadística marca que una persona logra obtener su licencia tras, como máximo dos intentos.

Allí el examen teórico tiene una tasa de aprobados en torno a un 50 por ciento, mientras que en el práctico solo 4 de cada 10 lo aprueban a la primera, una cifra estadística donde este ciudadano parece no encuadrarse.

"Debería haber una regulación en Polonia que prohíba a un candidato realizar el examen más de veinte o treinta veces. Si alguien ignora las reglas y no las conoce, no debe conducir por las calles", aseguró respecto a las reglamentaciones locales Stanisław Kobusiewicz, profesor de autoescuela, en diálogo con la TV nacional.

Y cerró: "Después de todo, puede representar un peligro para los demás".