Un trabajador rural español sorprendió a todos al revelar que pese a tener un dedo amputado, guarda la porción distal de su mano para poder desbloquear su teléfono a través del método de apertura de huella dactilar.

Se trata de Kieran Higgins, de 56 años, quien reside en una zona rural de España donde se desempeña como operador de grúa. Poco tiempo atrás se encontraba desempeñando sus tareas laborales cuando un accidente le hizo perder uno de sus dedos índices, y fue tan importante la lesión que no pudo volver a amputarlo.

Sin embargo, Kieran tuvo una 'magnífica' idea: conservarlo para poder continuar desbloqueando su teléfono celular como lo hace habitualmente.

Por más extraño que parezca el hombre conservó el dedo en un vaso con una solución de alcohol, una idea originalmente pensada para usar como evidencia a la hora de probar la lesión frente a la compañia de seguros.

"Ideé un plan astuto. Extraje la yema del dedo de su tumba de alcohol medicinal, la sequé y ¡eureka! Me las arreglé para registrar mi dedo muerto en mi teléfono", aseguró respecto al curioso experimento realizado al llegar a su casa.

Como mucha gente dudaba de su historia, el medio The Register contactó al hombre para entrevistarlo por videollamada, donde Kieran pudo comprobar la veracidad de su relato y dejar asombrado al mundo entero.