Un hecho insólito sorprendió en las últimas horas a los trabajadores sanitarios de Pristina, Kosovo, luego de que un celular fuera extirpado del estómago de un hombre de 33 años.

En base a lo consignado por el medio La Vanguardia, el protagonista de la historia acudió a un centro de salud local por su cuenta, acusando fuertes dolores estomacales desde hacía varios días.

Por este motivo es que el hombre fue sometido a una resonancia, la cual dejó anonadado al equipo de salud por revelar la presencia de un celular Nokia 3310.

Skender Telaku

Según se supo, el objeto habría permanecido no menos de cuatro días en la zona, por lo que su portador debió ser sometido a una cirugía de urgencia para removerlo.

De esta manera, el equipo de cirujanos comandado por el doctor Skender Teljaku, quien compartió en sus redes sociales imágenes del episodio, debió dividir el teléfono en tres pedazos para poder retirarlo del cuerpo.