MÉXICO (ADNSUR) - Un grupo de presos sorprendió a México en las últimas horas, luego de conocerse que abrieron una cuenta de TikTok para vender fotos eróticas.

Se trata de reclusos de un centro de reinserción social (CERESO), quienes en un principio crearon un perfil en Twitter, en cuya descripción compartieron el enlace hacia la cuenta de OnlyFans.

Luego de que ambas cuentas se volvieran virales, informó el medio El Universal, fueron cerradas tras los reportes de los usuarios.

“Chakas encerrados vendemos contenido pa comprar cosas ke necesitamos adentro”, explicaba la biografía de la red social que linkeaba al perfil donde se encontraban las fotos.

Si bien aún no se ha logrado identificar desde qué cárcel se creó el contenido, se sabe que la cuenta “internos_cereso” superó los mil suscriptores en el popular sitio web.

De acuerdo a los reportes, los interesados podían adherirse a un plan mensual de 5.99 dólares o un plan anual de 61.10 dólares.