Es sabido que los elefantes, para tener esa gran masa corporal, comen casi cualquier clase de vegetación que puedan obtener. Sin embargo, hace unos días un grupo de investigadores se encontró con una escena desconcertante en el Parque Nacional Nagarhole de la India: un elefante que parecía estar escupiendo humo.