Una vez más Twitter se convirtió en una plataforma de difusión de situaciones insólitas y virales, como fue el caso de un colectivero que confundió un juguete erótico con un colgante para su colectivo.

Los adornos decorativos fueron un habitué en los transportes de pasajero en los años 2000, y aunque cada vez se ven menos, todavía hay algunos choferes que deciden decorar sus coches con estos objetos.

Fue el caso de un conductor de la línea 144 de Buenos Aires, que sorprendió a sus pasajeros con un "plug anal" enganchado del espejo retrovisor.

Tweet de tom falopa

“Anda juguetón el chofer”, bromeó en su cuenta de Twitter un usuario que se había subido al colectivo, en un posteo que rápidamente se volvió viral.

Rápidamente una infinidad de bromas comenzaron a surgir al respecto, y la publicación original alcanzó, en pocas horas, los 55 mil 'me gusta'.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!